El Político Que Le Entregó México a Sempra - Voice of San Diego

Campaign Finance Scandal UNVEILING THE UNSEEN

El Político Que Le Entregó México a Sempra

La decisión que el  ex gobernador de Baja California, Eugenio Elorduy Walther tomó, abrió la puerta para que Sempra Energy tuviera su mayor victoria en México. También tuvo acuerdos financieros con personas muy cercanas a Sempra.

Esto es parte de una serie de tres partes. Para empezar, haga click aqui.

A principios de 2004, el gobernador de Baja California, Eugenio Elorduy Walther, expropió los terrenos de Marathon Oil, el principal rival de Sempra Energy.

Fue un momento clave en la victoria final de Sempra, en la competencia para construir una planta de gas natural licuado en México y colocar a la empresa en el camino hacia la dominación del mercado energético mexicano.

La decisión de Elorduy ha sido una fuente de intriga desde entonces.

Cuando empecé a trabajar en este reportaje, obtuve un documento que parece vincular a Elorduy con la empresa Sempra, en un negocio realizado unos años antes de que él malograra el proyecto del competidor de Sempra.

El primer proyecto de Sempra en México era un gasoducto de gas natural en la ciudad de Mexicali, el cual fue construido a mediados de la década de 1990, cuando Elorduy era alcalde de esa ciudad. El documento mostró que Elorduy era accionista de una empresa con la que Sempra se asoció inicialmente para llevar a cabo dicho proyecto.

Si Elorduy era socio en los negocios de Sempra, esto provocaría una serie de preguntas sobre si una de las empresas más grandes de San Diego violó las leyes contra la corrupción al hacer negocios en México. Traté de desentrañar los vínculos entre Elorduy y Sempra.

Nadie ha sido capaz de explicar completamente, por qué faltan importantes documentos, ni las confusas y  contradictorias declaraciones  de los principales protagonistas. Para entender la conexión, vamos a iniciar por donde empecé, con una empresa mexicana llamada Próxima.

♦♦♦

Hace veinte años, México comenzó a abrir su mercado de gas natural a la industria privada. El primer proyecto fue un sistema de distribución de gas natural en Mexicali.

Sempra quería participar.

De acuerdo a los documentos de reguladores de energía de México y de la Comisión de Intercambio y Seguridad, Sempra se asoció con una empresa mexicana llamada Próxima para tratar de obtener el contrato. En agosto de 1996, la sociedad Sempra-Próxima, rindió su fruto y obtuvo el contrato.

Una copia de un préstamo bancario de México en febrero de 1997, revela los nombres de los accionistas de Próxima. En la lista aparecen 13 personas y algunos negocios. Elorduy está en la lista. La parte clave de la sección del préstamo bancario luce así:

The 13 names listed, translated from Spanish, "declare themselves guarantors constituted in proportion to their stock participation in Próxima."

En este punto me parece que la inversión de Elorduy en Próxima lo vinculo a Sempra mediante la asociación para  construir el gasoducto de Mexicali. El préstamo indica que Elorduy tenía un interés financiero en el gasoducto de Mexicali mientras era alcalde de esa ciudad. (Aunque el gasoducto fue un proyecto federal y Elorduy no tuvo nada que ver en la adjudicación del contrato, que era un gran impulso a la infraestructura de la ciudad que gobernaba.) Esto es lo que pareció ser la relación entre Elorduy y Sempra:

020215_connections1

El préstamo bancario no dice nada más acerca de Elorduy. No dice tampoco cuando empezó o termino su relación con Próxima, o si fue inversionista cuando Próxima era socia comercial de Sempra. El documento tampoco dice cuánto dinero habría invertido Elorduy en la compañía o cuanto habría obtenido de ganancia.

Si era inversionista en Próxima, y si gano dinero por su relación con Sempra, entonces se podría poner en duda las decisiones que tomo y también el futuro de los negocios de Sempra en México.

En un evento reciente en Tijuana, mostré a Elorduy, ahora de 74 años y miembro del Partido Acción Nacional, el documento del préstamo bancario en el que aparece como inversionista de Próxima. Le pregunté si alguna vez tuvo alguna afiliación con la empresa y Elorduy contesto que no.

Entonces le mencioné los tratos de Próxima con Sempra. Elorduy cambió un poco su respuesta.

“En ese momento, yo no tenía nada que ver con Próxima,” me dijo Elorduy.

La entrevista continuó así:

Dillon: En algún momento tuvo algún tipo de relación con Próxima?

Elorduy: La única relación que tuve fue a través de un amigo, el Sr. Luken. Gastón Luken.

Dillon: Entonces ¿por qué aparece como inversionista?

Elorduy: Esto es nuevo para mí. Muchas gracias por decírmelo.

Gastón Luken no es un nombre que alguien mencionaría a la ligera. Luken es un empresario muy conocido de Baja California. Entre otras funciones importantes que ha desarrollado se encuentran haber sido jefe de la división financiera de General Electric en México. También fue presidente de la junta directiva de Próxima.

Después de que hable con Elorduy, tuve muchas conversaciones con Luken. En esa entrevista, Luken me dijo que Elorduy era, de hecho, inversionista de Próxima. Pero, dijo Luken, eso no importa.

Luken dijo que yo estaba mezclando dos empresas con nombres similares: “Próxima, SA de CV” y “Próxima Gas, SA de CV” (En México, un “SA de CV” es un tipo de corporación privada.)

Para aumentar la confusión, Luken también fungió como presidente de la junta directiva de Próxima Gas.

Próxima, dijo Luken, había sido propietaria de una fábrica de papel en Mexicali, mientras que Próxima Gas fue la empresa que trabajó con Sempra en los gasoductos de gas natural- algo que los documentos corporativos de la asociación confirman.

Esta distinción es crucial. Elorduy era inversionista en una empresa energética que estaba negociando como funcionario público, o simplemente era un inversionista en una empresa de papel sin ninguna relación.

“No existe y nunca ha existido una relación entre Próxima y Próxima Gas,” me dijo Luken.

Funcionarios de Sempra también hicieron esta declaración: Próxima no era la misma empresa que Próxima Gas. El portavoz de Sempra, J.C. Thomas, dijo que los registros de la compañía indican que Elorduy no era inversionista en Próxima Gas cuando Sempra se asoció con la empresa mexicana o cuando Sempra compró la compañía en el 2003. Thomas dijo que Próxima “parece ser una entidad diferente” que Próxima Gas.

“No tenemos conocimiento de cómo o de si esas dos empresas están relacionadas,” dijo Thomas.

Esa declaración, sin embargo, no se sostiene por sí misma.

Próxima y Próxima Gas estaban relacionadas. Documentos corporativos mexicanos muestran que Próxima era propiedad de Próxima Gas, mientras dicha empresa competía para obtener el contrato del gasoducto de Mexicali.

En este punto, yo creía que de nuevo había encontrado el documento que probaba el vínculo de Elorduy y Sempra. Para mí las cosas se veían de este modo:

020215_connections2

Otros documentos oficiales también ponen en duda que Próxima y Próxima Gas fueran entidades completamente separadas.

Reguladores energéticos mexicanos y archivos de la SEC se refieren al socio mexicano de Sempra como Próxima. En agosto de 1996, los reguladores mexicanos también se refieren a Próxima como socio de Sempra cuando ganaron la licitación del gasoducto de Mexicali. Lo hicieron de nuevo dos meses más tarde, cuando otorgaron a dichas empresas un permiso.

En documentos de la SEC e incluso en algunos comunicados de prensa, Sempra se refirió a su socio mexicano como Próxima y Próxima Gas, a menudo intercambiando los nombres.

Aquí un comunicado de prensa de Sempra de agosto de 1996 anunciando que su alianza ganó el acuerdo de gas natural de Mexicali. (Enova y Pacific Enterprises eran los nombres de los predecesores de Sempra.)

Sempra_documents_press_release

Un año más tarde, en una declaración de Sempra ante la SEC enumerando sus propiedades en el extranjero, se refiere a su socio como Próxima Gas:

Sempra_documents_97_SECfiling

Para febrero de 1998, en un informe anual ante la SEC, Sempra vuelve a referirse a su socio mexicano como Próxima:

Sempra_documents_98_SECfiling

Con el tiempo, Luken, presidente de las juntas directivas de Próxima y Próxima Gas, me daría mucha información contradictoria. Primero, dijo que Elorduy era inversionista en Próxima, luego dijo que no lo era. Después dijo que él y Elorduy nunca habían sido socios. Finalmente Luken reafirmó que Elorduy había sido, junto a él,  inversionista en Próxima. Luken también se retractó diciendo que Próxima no tenía ninguna conexión con Próxima Gas. Finalmente, Luken aceptó reunirse conmigo y proporcionarme documentos, para según dijo, aclarar todo.

Nos reunimos para tomar un café en un hotel de La Jolla, cerca de la casa de Luken. Luken, ahora de 81 años, se disculpó por toda la confusión, dijo que no recordaba todos los detalles sobre las empresas, ya que todo eso ocurrió hace mucho tiempo, pero que ahora lo podía explicar todo.

Después de que el gobierno mexicano anunció la licitación del gasoducto de gas natural en Mexicali, dijo Luken, él y Sempra tenían que actuar con rapidez. Luken incorporó Próxima Gas utilizando la entidad corporativa que ya controlaba, colocando a Próxima como propietario inicial. Próxima invirtió un capital mínimo en el proyecto para echar a andar el proyecto. Una vez que la alianza ganó el contrato, Próxima transfirió su participación a Luken y otros dos inversionistas de Próxima, con lo que ampliaron el capital de la compañía de más de $ 1 millón de dólares. Luken me dio un documento de su abogado con fecha de noviembre de 1996, en donde se detalla todo lo anterior.

En cuanto al papel que desempeñaba Elorduy en Próxima era tan pequeño que se olvido de él.

“Él era un accionista tan insignificante de Próxima que ni siquiera lo recuerdo como accionista,” dijo Luken.

El papel del préstamo bancario de febrero de 1997 es lo único que tengo que muestra la relación de Elorduy con Próxima.

Los documentos de Luken muestran que Próxima vendió sus acciones a Próxima Gas tres meses antes de esa fecha. Así que no tengo una serie de documentos que aten a Elorduy con el gasoducto o con Sempra.

Pero ese no es el final de la historia. No sabemos cuánto dinero invirtió Elorduy en Próxima o durante cuánto tiempo fue inversionista – incluyendo si estuvo involucrado con Próxima mientras estaba relacionado con Sempra. Luken no proporcionaría registros corporativos que detallaran esa información.

Si Elorduy era inversionista en Próxima mientras esa empresa estaba vinculada a Sempra, la pregunta es  que tanto se benefició cuando Próxima vendió sus acciones a Próxima Gas, a Luken y a los otros inversionistas. De acuerdo a Luken, Elorduy no habría ganado mucho, porque la participación del político era muy pequeña.

“Eugenio podría haber obtenido $40 (de dólares) de eso,” dijo Luken.

Esto demuestra lo que sabemos acerca de la conexión entre Sempra y Elorduy, pero todavía falta:

020515_timeline

Luken también intentó resolver algunos otros misterios. ¿Por qué insiste Elorduy en que no era inversionista de Próxima, cuando el crédito bancario y el presidente de la junta directiva de la compañía dijeron lo contrario?

“O está confundido o está mintiendo,” dijo Luken.

¿Y por qué Sempra llama a su socio mexicano Próxima y Próxima Gas de manera indistinta en comunicados de prensa y presentaciones regulatorias?

Pero todavía hay más confusión, Luken dijo: “Al hablar otro idioma, los estadounidenses son normalmente muy torpes. Todo esto es simple desorden pero no tiene ningún sentido.”

Esta es una de las partes más serias del problema: Los funcionarios de Sempra insisten en que nunca sobornaron a Elorduy, algo que sería ilegal bajo las leyes mexicanas y estadounidenses.

“Sempra Energy y sus filiales nunca han ofrecido o pagado sobornos a nadie y toman cualquier acusación de soborno muy en serio,” dijo Thomas, portavoz de la compañía.

Pero las asociaciones empresariales no reveladas entre empresas y políticos extranjeros, también podrían violar las leyes contra la corrupción. Los funcionarios de Sempra no hablaron de las discrepancias en sus presentaciones ante la SEC ni me mostraron sus registros internos, en los que se muestre que Elorduy no era su socio de negocios. Elorduy también ha dejado de hablar.

Así que lo que tenemos es la versión de la compañía que dice que: Sempra no estaba al tanto de cualquier relación entre Próxima y Próxima Gas y no tenía conocimiento de ninguna participación de Elorduy.

Para creer esta versión de los acontecimientos, hay que creer que los funcionarios de Sempra no sabían qué Próxima era propiedad de  Próxima Gas, mientras estaban buscando obtener un contrato de colaboración con dicha empresa.

También debe creerse que reguladores energéticos mexicanos y los ejecutivos de Sempra y sus abogados, cometieron errores en torno a la identidad del socio mexicano de la compañía. Y hay que creer, en el mejor de los casos para Sempra, que los directivos de la empresa no tenían idea de que el alcalde de Mexicali tenía vínculos financieros con socios de Sempra en un gasoducto de gas natural en la misma ciudad.

En el 2011, las autoridades estadounidenses examinaron si funcionarios de la compañía violaron la ley corrupción en el extranjero en la construcción de la planta de Baja California. Pero no hay evidencia de que la investigación de los agentes federales hayan visto los lazos de Sempra con Elorduy.

Haga clic aquí para leer la última entrega de nuestra serie: La caída de José Susumo Azano Matsura.

Un miembro de Voice of San Diego junta directiva se desempeña como vicepresidente de SDG&E y SoCalGas, dos filiales de Sempra. Vicente Calderón de Tijuanapress.com contribuyo en esta historia. Ari Bloomekatz, Matthew Hose, Michelle Monroy y Gwyneth Shoecraft también contribuyeron para la realización de esta historia.

Show Comments
Loading

We’re striving for the best possible discussion and may delete comments using our editorial judgment. All comments containing links will be reviewed by VOSD staff before they are published.
Read our full comment policy.
For longer comments, consider submitting an op-ed to Voice of San Diego.
Read the guidelines here.

We have recently updated our commenting system. If you are unable to submit a comment, please clear the cache and cookies in your browser, or use a private browsing window. Click here for detailed instructions.